GOBIERNO REGIONAL CUSCO Y MÉDICOS A PIE DE CAÑÓN – Aquí

GOBIERNO REGIONAL CUSCO Y MÉDICOS A PIE DE CAÑÓN

A su suerte

Para nadie debe ser novedoso que, muchos de los buenos médicos de la región no están nombrados. Tampoco, tienen un contrato seguro con el Estado -que, a lo más, se renueva mensualmente-. Y, que a muchos de ellos se les obliga a brindar servicios mediante contratos temporales de corta duración, sin seguridad socio-laboral alguna, sobre todo en circunstancias de COVID-19.

Desamparados por sus autoridades

No exagero cuando afirmo que cualquiera podría morir y nadie lo sabría. Muchos de ellos llevan años trabajando al amparo del D.Leg. 276, en plazas orgánicas, debidamente presupuestadas y previstas en los instrumentos de gestión de varias unidades ejecutoras de salud del Gobierno Regional Cusco. Aún así, no son nombrados a pesar de que lo han solicitado en múltiples oportunidades.

Amparados por la ley

Para todos los médicos y trabajadores del sector salud que se hallan amparados por el D.U. 016-2020, la segunda disposición complementaria y transitoria de dicha norma estableció el nombramiento como mecanismo de formalización laboral antes de la pandemia.

¿Cómo?

Para ello, bastaba con cumplir las condiciones legales, es decir, debían ocupar una plaza orgánica presupuestada por más de tres años consecutivos o más de cuatro años no consecutivos alternados, así como otros requisitos administrativos de mínima exigencia, esto importaba su nombramiento automático, así como una razón suficiente para que -ellos- se paren en la primera línea y presten servicios de acuerdo con el juramento hipocrático.

Al margen del Decreto

No obstante, lo indicado, a pesar de la suspensión de plazos administrativos por mandato legal del ejecutivo nacional, la gestión del gobernador regional en Cusco dispuso la emisión arbitraria e ilegal de informes ilegales suscritos por la abogada Quispe Ahumada. Informes avalados por el médico Iván Valentín Corbacho Carazas, Director Ejecutivo de la U.E. 409, quienes -a pesar del claro mandato legal- consideran que varios médicos no deben ser nombrados y deben mantener su posición de contratados temporales.

Argumento judicial

Según el “argumento” de que nadie debe ser nombrado, sino, por mandato judicial. De modo que, no interesan las razones legales, tampoco la evidente discriminación o la exigencia absurda de requisitos ilegales; así como la diferenciación donde la ley no lo hace, con el único fin de no nombrarlos en las plazas que ocupan hace muchos años.

Desde antes del COVID-19

Inclusive, antes que los burócratas de turno, solo importan cómo trabaje un médico, así como la posibilidad de exigirle resultados y atribuirle -eventuales- responsabilidades en relación al COVID-19.

Nada de qué jactarse

Si el gobernador regional supiese lo que hacen sus funcionarios en el sector salud, no se estaría llenando la boca de resultados y acciones en favor de la población.

Pésimas condiciones de trabajo

Quien no me crea, debe visitar provincias altas y averiguar quiénes son los médicos en Canchis, cuya situación laboral pende de un hilo y, de cuestiones políticas. Médicos que -día a día- hacen frente a las situaciones de salud de nuestros hermanos. Médicos que se han visto perjudicados por la irregular actuación de quienes demuestran no conocer el respeto por los derechos de otros; y, de quienes olvidan el cuidado y la salud de muchos ciudadanos.

Momento de cambios vitales

A lo mejor el gobernador regional cree que puede canjear varios médicos cirujanos especializados por otros recién graduados y sin experiencia alguna: Eso se tendrá que definir judicialmente, salvo corrección inmediata e inteligente en beneficio de los ciudadanos ¿Acaso alguien debería morir sabiendo que los suyos quedarán en abandono absoluto?

Deja un comentario